LOGROS

Pequeños, pero grandes.
Tengo el honor de ser el primer programador de videojuegos Vasco (al menos, entre las comunidades de Vizcaya, Alava y Guipuzcoa), gracias a mi videojuego «Frogger«, enviado a la revista Microhobby en 1985.
El juego lo realicé en 1984, cuando apenas contaba con 16 años, y en 1985 salió publicado en dicha revista, convirtiéndose, casi 30 años después, en el primer videojuego vasco conocido hasta la fecha.