MI HISTORIA

De pequeño siempre deseé tener alguno de los ordenadores que iban saliendo en la época de los 80, pero por la edad y falta de recursos, me era imposible, y solo pude alcanzar (gracias a mis padres) tres equipos.
Empecé con un Sinclair ZX81, en el año 1982, comprado por mis padres por 24.975 Pesetas (unos 150 euros), y con el él aprendí la programación Basic.

Mi primer programa fue un grandísimo error; Según el manual de programación, el comando “PRINT” mostraba por pantalla todo lo que se ponía “entrecomillado”, y yo, con mis ilusos 14 años y la ignorancia de esos primeros días, se me ocurrió poner “PRINT” “quiero un juego de marcianos”, y me quedé esperando a ver que salía en la pantalla… (sin comentarios).

Un año y medio mas tarde (1984), me compraron el Sinclair Spectrum 48k por 52.000 pesetas (unos 312 euros), y fue cuando realmente empecé a vivir la informática. Hice mis primeros programas, publicados en la revista Microhobby, en los números 21 y 55, además de rutinas y trucos varios, como los de las revistas números 27, 76 y 83.
Aprendí a programar un poco en ensamblador del Z80.

De los juegos publicados en “MicroHobby Semanal”, el de la revista n21(una conversión de “Frogger”) se ha convertido, sin quererlo, en el nº1 del País Vasco, publicado en 1985. El otro juego, “El Almacén” publicado en la n55 fue votado como el nº1 de los juegos por usuarios de Internet.
El Spectrum lo mantuve al menos 3 años mas, hasta el año 1987, en que mis padres, volvieron a ayudarme  por tercera y última vez, comprándome un Amstrad CPC6128 (de segunda mano esta vez).
Con él hice mi primer y único programa comercial en solitario para este sistema, en el año 1988; El Juego de Aventuras ABRACADABRA, idea original de Jorge Blécua para Spectrum.
Mi gran amigo Iñigo Ayo, realizó la versión MSX.

Ese mismo año hice mis incursiones en la revista Amstrad User, enviando trucos como el del n33, o programas completos, como el Desensamblador de Z80 de la revista n34.
Tambien compré de ocasión un sistema llamado Microprofessor MPF-IP (o 1P) de Multitech, y gracias a él pude dar cursillo en una Academia libre sobre programación Z80 y el lenguaje FORTH. Este MPF me lo cargué (lo quemé) haciendo experiementos con él. Al fin y al cabo, era para eso. De él solo conservo las EPROMS con el monitor y demos, que se ha convertido en LO UNICO PROPIO que conservo de la época dorada. Todo lo demás, no lo conservo, pero lo he ido comprando de nuevo.

En Diciembre de 1989 encontré mi primer trabajo (con 22 años), y pude comprar mi primer Ordenador “serio”, un Commodore Amiga 500, con su HD590 de 20 megas, y el monitor 1084, que me costó 160.000 pesetas (unos 960 euros), con el que tengo las mejores vivencias que recuerdo.
Mantuve a la par el A500 y el CPC6128 hasta 1992, año en que regalé el CPC para comprar un IBM PC PS2 55SX, esta vez de ocasión (por el alto precio que alcanzaban, del orden de medio millón de pesetas, unos 3000 euros).
Tras la compra del PC, y ver como evolucionaba la informática 16bits a nivel compatible PC, fui abandonando el mundo 8bits, y mi flamante A500, a favor de los PC.

Para el año 1993, sólo tenia un PC en casa, el 486; Ahí acabó todo, fue el principio del fin.
En 1996 decidí que era hora de ir reuniendo TODOS los ordenadores que tuve en su día, y todos por los que soñé:
-Los que tuve: ZX81, Spectrum 48k,  CPC6128, MPF-1P, A500, PS2 55SX, Amstrad ALT-386SX
-Los que quise tener: Oric Atmos, Commodore C64, NewBrain, Júpiter Ace (estos dos no los tengo aún). Curiosamente, nunca deseé tener ni MSX ni Atari ST , por que los tenían mis amigos, y no llegaban a convencerme, pero hoy día, tengo ambos en la colección, porque lo merecen.